Bocina de gas para barcos

La bocina de gas para uso náutico es de gran valor a nivel de seguridad, se complementa con el uso de bengalas como método de alerta ante cualquier emergencia o eventualidad que ocurra durante la navegación.

Los accidentes en barco graves no son realmente comunes, sin embargo, ante pequeños percances cotidianos en los que se requiera de ayuda o hacer algún tipo de alerta, elementos como la bocina de gas resultan de gran utilidad e importancia, sobre todo en caso de que otros mecanismos no funcionan.

Importancia de la bocina de gas durante la navegación

La bocina de gas es un elemento pequeño, fácil de adquirir, económico y práctico que resulta de gran utilidad e importante presencia entre los artículos de seguridad con los que debe contar cualquier embarcación en caso de que ocurra cualquier eventualidad.

Las condiciones climáticas, atmosféricas y la situación en que se encuentra el mar son siempre inestables y ante cualquier incidente es necesario contar con buen arsenal de productos que permitan una respuesta inmediata adecuada ante cualquier tipo de suceso.

Las bocinas de gas emiten un ruido de gran intensidad, que se estima llegue incluso a 1500m de distancia, lo que resulta de gran ayuda en situaciones en las que se tenga escasa visibilidad como neblina, fuertes lluvias, entre otros o en caso de que llegasen a fallar las luces de bengala.

Las bocinas de gas aumentan las probabilidades de que el barco sea localizado con prontitud en caso de encontrarse a la deriva y alerta a otras embarcaciones para evitar posibles choques en caso de ser necesario. También es de gran ayuda en pequeñas embarcaciones como las de botes salvavidas que resultan más difíciles de localizar.